top of page

Juan Pedro IV presenta un candidato a su sucesión.

Dernière mise à jour : il y a 6 jours

Profundizaremos en el discurso de Juan Pedro IV. Su intervención marca una pequeña revolución en el mundo de las micronaciones ya que es la primera vez que se plantea una fusión entre dos micronaciones para asegurar la longevidad de una de ellas.

SAS el Príncipe Juan Pedro IV pronunciando su discurso en su despacho.

La cuestión de la sostenibilidad de las micronaciones es un tema recurrente, discutido en numerosas cumbres. Sobre este tema, fue particularmente destacable la presentación de la reina Carolyn de Ladonia durante la cumbre MicroCon 2022 en Las Vegas.


Hoy, Juan Pedro IV propone otro líder micronacional para sucederlo, brindando una nueva opción sostenible para otras micronaciones que buscan sobrevivir a sus fundadores. Aunque no tiene precedentes, como se ha visto en los casos del Reino de Scone y el Imperio de Pavlov, esta decisión, si es aprobada por los ciudadanos de Aigues-Mortes, provocará cambios significativos en el mundo micronacional. Esto incluye implicaciones para organizaciones como Microfrancophonie, que de facto perdería una micronación miembro con la anexión de Bérémagne por Aigues-Mortes.


El acuerdo entre los dos principados micronacionales es un verdadero "win-win": Aigues-Mortes asegura su longevidad, mientras que el actual Soberano de Bérémagne, el Príncipe Emanuel, heredará una de las micronaciones más emblemáticas del mundo. Los ciudadanos de Aigues-Mortes votarán para aprobar este acuerdo, legitimando así a Emanuel como príncipe heredero. Beremagne debería convertirse en ducado. Este territorio quedará ahora reservado a los herederos al trono de Aigues-Mortes, al igual que Gales para la corona británica y Asturias para España.

SAS el Príncipe Emanuel de Bérémagne, ahora también "Designatus" aspirante al trono de Aigues-Mortes

Bérémagne, al estar situado en Canadá, este territorio serviría de refugio a la población de Aigues-Mortes amenazada por el aumento del nivel del mar, promoviendo así la conciencia ecológica y la acción contra el cambio climático. Este enfoque refleja el del Gran Ducado de Flandrensis, que prohíbe la presencia humana en su territorio designado en la Antártida para crear conciencia sobre las causas ambientales.


La decisión de Juan Pedro IV se debe a la falta de candidatos viables entre sus conciudadanos. Gestionar una micronación del tamaño de Aigues-Mortes requiere una participación constante y sostenida, lo que desanima a muchos. Así, los herederos naturales y descendientes de los fundadores de las micronaciones a veces dudan en tomar la antorcha. ¿Qué mejor solución que poner a cargo a otro micronacionalista apasionado? Pero depende de la voluntad de los ciudadanos de conceder tal estatus a una personalidad desconocida. Esta situación constituye, por tanto, una verdadera prueba de confianza y lealtad para Juan Pedro IV.


En conclusión, vemos que la correcta aplicación de una constitución es vital para legitimar y perpetuar una micronación. El deseo de Juan Pedro IV de ganar notoriedad entre sus propios ciudadanos para asegurar la longevidad de su micronación fortalece aún más su estatura como estadista micronacional.

La video del Príncipe en inglès :



1 vue0 commentaire

Posts récents

Voir tout

Comentarios


bottom of page